Los antibióticos curan las infecciones causadas por bacterias, pero no son eficaces contra otros gérmenes como los virus o los hongos. Si se toman cuando no son necesarios, la enfermedad seguirá su curso. Además, usar estos medicamentos de manera incorrecta puede ocasionar importantes problemas para combatir infecciones graves en el futuro.

Los antibióticos no son la solución para todo, de hecho, este tipo de medicamentos sólo mata a las bacterias. El resfriado común, la gripe y la bronquitis son dolencias causadas por virus y, por lo tanto, los antibióticos no están indicados para su tratamiento. Estas son, además, las patologías en las que con más frecuencia se emplean antibióticos de manera innecesaria y, por lo tanto, errónea.

Josep María Cots, coordinador del Grupo de Enfermedades Infecciosas de la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria, explica que "el resfriado común da mucha sintomatología nasal y de garganta. Mocos, dolor de garganta, la nariz taponada, dolor de cabeza leve y poca fiebre son sus síntomas característicos".

Por su parte, la gripe "ocasiona malestar general, dolor muscular y fiebre alta, pero no hay mucha mucosidad, no se tapona mucho la nariz, no hay dolor de garganta y no es habitual tener mucha tos".

DOLENCIAS VÍRICAS Y BACTERIANAS

Con la bronquitis se tiene mucha tos y bastante moco, pero prácticamente no hay fiebre. "Es una infección de los bronquios producida por un virus", señala el facultativo.

El doctor Cots afirma que la mayor parte de las infecciones que trata el médico de familia están producidas por virus. Así, subraya que "la mayoría de otitis y sinusitis tienen un origen vírico. Algunas pueden ser bacterianas, pero es el médico quien debe valorar sus síntomas para determinar su origen y prescribir antibióticos cuando sea necesario".

Lo mismo ocurre con las faringoamigdalitis, que son víricas en su mayoría, pero algunas están producidas por bacterias. "En este caso, existe un test que se realiza tocando la amígdala con un escobillón y que permite saber si hay una bacteria o un virus", indica el especialista.

Por su parte, la bronquitis aguda es de origen vírico. "Sin embargo, la neumonía es bacteriana y tiene que tratarse con antibióticos".

Cots aclara que el 90% de las infecciones respiratorias son víricas, mientras que en las infecciones de orina el germen más frecuente es la bacteria. "Son las mujeres quienes más padecen este tipo de dolencia. De hecho, de cada diez infecciones de orina, siete u ocho se dan en mujeres".

Fuente y más información: vidayestilo.terra.com.mx